amigxs de chile

amigxs
no hay mayor disturbio que leer a bolaño por la calle. náufragos 4 perros por el mar mediterráneo. seguro que es una exageración, como la vida misma de un cura que es poeta, una exageración como tantas, como la chilenidad y el verbo cantado, recitado en décimas, en discursos de iglesia manchados de humor popular, picardía sosa, cuando el lugar común se vuelve excéntrico.
la amistad es agua dulce, estar con ella, chocolate. y es tan fuerte su espesor que me pongo a citar vértebras de mi pasado reciente (¿qué no es reciente a los 30 años, cuando se equilibra el cuerpo humano en la cuerda floja que separa pulsión de sensatez para terminar haciéndose un paja dulce con ese hilo?), vértebras recientes, huesitos amados, corriendo en paralelo, lejos, cerca; los huesitos bailan, se mecen, se rompen y suturan (qué palabra más chilena) para encontrarse cada cierto tiempo con el pelo más blanco, el culo más gordo, la sonrisa más hundida en la cara, el fanatismo alcohólico, el horror grupal a organizarse.
malena quiere que hable de ella. pero cuando hay amistades que son como tatuajes, no se está hablando de una persona, no hay nada que decir de un nombre o un cuerpo. se trata de un fluido, una vena, un pedazo de piel que estará encarnado para siempre.
siempre bolaño se quedaba sobrevolando su historia. bolaño era un ángel y se murió de cirrosis sólo para sacarnos pica. él pudo mantenerse al margen y mirar todo esto desde lejos como yo no puedo porque siempre estoy dentro de lo que escribo y no me rodeo de intelectuales que hablan de poesía sino de gente común que habla de sistemas operativos, anchos de banda y de cuánto morbo les da un movimiento. me pregunto si lxs amigxs de bolaño le pedían escribir sobre ellxs. ¿será la novelista feminista diamela eltit, será el cura pedófilo (el profesor de marxismo de la junta) el cura valente? me pregunto si bolaño se estaba vengando al escribir de todo esto (seguramente de mí se ríe por reconocerme por descarte en su arquitectura perfecta).
el 24 de diciembre me robaron la bicicleta frente a un centro social. cuando perdí el reloj en parís me quedó claro que perdía el tiempo aplanando escaleras en los museos. de este hecho no sé sacar una conclusión tan fácil, sólo el tedio de tener que procurarme nuevamente mi autonomía sobre ruedas.
bolaño no andaba en bicicleta, tampoco soñaba con reactables que pasaban largometrajes en una pantalla redonda e inmensa como una paella comunitaria, ni  pensó que su escritura inflamaría el deseo de una adolescente (que por supuesto no fui yo), ni que las cosas seguirían igual, igualmente bellas y tediosas e irresistiblemente claras, siempre allí.

love is in the sky(pe)

diana02
los ordenadores deberían cambiar de aspecto, de forma, siento que tengo los dedos crespos, la vista realmente atrofiada. ya no me apetece escribir. voy a desarrollar la habilidad de dormirme hablando, voy a intentar hacerlo sola. no hay mayor sinceridad que esa, no hay mayor intimidad. el lugar donde a los peces les salen pelos.
se acaba el plazo de fin de año. enumeraciones simples, cronómetros, afectos. mañana minipimer lo tira todo por la ventana (desde un plató lleno de luz artificial). este año ha pasado rápido, tanto que empiezo a hacer recuentos antes de tiempo. este teclado es torpe, me atrofia el tacto. y estos dedos sumisos desean en realidad clavarse en la rebelión de tu coño. fuera de aquí, incluso en la misma ciudad. deben ser los efectos de mi solsticio de verano desplazado, mi eclipse de luna al otro lado. mis hermanxs son espejos rotos fabricados con el mismo tipo de vidrio que yo. mandalas de píxeles, reflejos perversos, hoyos negros, voz.
una botella de agua y un candado de hematomas (pipas tijuana). reímos sin parar hablando de otras cosas. compartimos el amor, las bragas (los jugos) y los plugins. sospechamos que tiene bulimia.

santa lucía

santaluciacada 13 de diciembre, dos días después del cumpleaños de mi hermano, se celebra santa lucía. yo, atea de nacimiento más que por vocación, me enteré de la festividad como una anécdota familiar. como a los 15 años, probablemente buscando iconografía kitsh en algún mercadillo pobre, por casualidad me hallé cara a cara con su imagen. creyendo descubrir la novedad del culto espontáneo más que a una mártir oficial de la iglesia católica, coleccioné a partir de ese momento las diversas versiones de su imagen sin indagar en biografías ni cultos. la estampita siempre contenía los mismos elementos en cada una de sus versiones: en una mano lo que interpreté como una pluma presta a escribir y en la otra un plato con dos ojos sacados de cuajo (aparentemente funcionales). santa de los ciegos, la vista y la luz, nunca me incomodó su simbología, más bien todo lo contrario.
hace unas semanas me sorprendí a mí misma haciendo una versión freestyle del mito fundacional de la santa. veníamos de la prisión y le digo a itziar que la santa llevaba en el plato los ojos de su novio, que se los había quitado con un par de tijeras y que por eso en catalunya el 13 de diciembre hacen bollería con forma de tijeras (los alcances con la iconografía lésbica “saltan a la vista”). los ojos se los había quitado al novio después de cometer un acto indecoroso (por no decir de plano violento) porque el tío era uno del cual el pueblo debía liberarse. mi interlocutora en ese momento sólo pudo balbucear ante historia tan digna si estaba segura yo del mito. y en realidad no lo estaba, sólo lo había soltado allí como quien deja abierto el paso a la corriente de la conciencia.
anoche busqué en internet la veracidad del mito de la santa de siracusa. la imaginaba como judith decapitando a holofernes, mucho más parecida a una amazona que a una santa. la verdad es que no se le puede pedir tanto a la iglesia, ya se sabe que hay cosas que ella sola jamás podrá hacer. por eso hay que ocupar las procesiones, ocupar las estampitas, sacar los ojos, reescribir los mitos y  santificar el deseo que los hace renacer.

exterminio de parias: en chile matan a los presos

presxs

discutir sobre el cuerpo. discutir sobre el cuerpo sintiéndolo rebelarse a través de un intenso dolor estomacal. por debajo de la ropa se me subleva mi cuerpo mientras analizamos el deporte, las drogas, la tecnología, el control por represión, por estimulación, por poder a secas; todos nuestros huesos, nuestros músculos, nuestras caderas quebradas a la altura del cursor esperan atentas a que concluyamos algo. la semana que viene haremos yoga, nos meteremos un peyote, o no haremos nada. nada más que mirarnos a través de monitores portátiles, nuestras interfaces protésicas. mirarnos, intercambiar ideas, crear lo más monstruoso que podamos imaginar (conociendo nuestras limitaciones). laurette me dice que estoy mala leche. yo creo que sólo es que estoy tomando confianza. mala leche, leche agria. las mala leche también podemos ser amables. algo me hace mal al estómago, no sé si es hablar sobre textos, la monstruación, mi cuerpo incómodo, los frutos secos y las patatas, beber vino tras desayunar, sin más, el invierno, los días, la ira que me invade con todas las barbaridades de las que me entero. ya no me parece que sean accidentes. los mineros quedaron enterrados, bien enterrados como esperando la catástrofe. ahora 81 presos quedan totalmente calcinados. un genocidio efectuado por el estado: exterminio de parias. ¿cómo ser paria y no morir en el bicentenario? ¿cómo ser ser pobre, puta, marica, obrerx, ignorante, incorrecta? en chile matan presos metiéndolos a todos en una cajita de fósforos, casita chubi, “aquí matando chilenos”. miedo al contagio, inmunización. meter a los presos a una cárcel, que quemen un colchón. cerrar las puertas, impedir la entrada del cuerpo de bomberos, superávit de 500, asfixia, estos sobran. no somos lo mismo, inmunidad diplomática. hay que privatizar las cárceles, inmunidad del capital. la violencia sale a borbotones, aunque sea al otro lado, salpica como estaño caliente.
y hoy menos mal salió patri a dar una vuelta y a decir que está viva.

la encarnación

laencarnacion

no me he entero de wikileaks. las redes sociales se han vuelto una réplica constante del eco del eco, del noise desenfrenado de este nombre, y yo ni he entrado a la página. llevo hace 3 días una chapa que dice “subnormalízate” y por minutos me entristezco cuando me veo a mí misma como una obrera. luego viene ella y me invita a que salgamos a seguir prácticas madrileñas por barcelona, a hacer un collage, jugar a algo. me animo o me vuelvo troll sólo con quiénes lo merecen. creo que nada de lo que pueda revelar wikileaks será una sorpresa, todo será algo que ya habíamos pensado, que pensábamos, que pensamos. un cuerpo caliente en mi cama me espera y me permite el sueño de toda mi familia reaccionaria comiendo empanadas de espinacas junto a la cuds yendo en procesión a beatificar a karol romanoff. así está el patio literalmente hablando. las empanadas son autoproducidas, cada unx le ha puesto la masa del grosor que ha querido, no me gustan las gruesas. intento pensar una noción de cyborg que no sea llena de cositas brillantes y pedazos de circuitos. algo más sutil, no tan obvio. especulo con lo interactivo y sale algo de frustración, mi clásica tecnofilia en momentos de emergencia, porque siempre termina pareciéndome tan pobre esta relación máquina-persona y no llegamos a hacer ni el mínimo de lo que somos. ¿qué tipo de máquina es wikileaks? ¿qué hay que hacer para aparecer en wikileaks, para que la humanidad te dé por verdad, tu caso, los medios reproduzcan tu injusticia y se repare esto, aunque sea sólo un poquito?. este día se desvive escuchando música electrónica con la estufa pegada al culo, es como un acto de teletransportación.

autoctonofobia 2

autoctonofobia

conversaciones con un catalán (nº2)

8pm, ciutat vella. ella revuelve la basura desde su bicicleta, un decodificador de tdt aplastado por neumáticos, revisa los cables.

- noia, ¿que fas?
- estic mirant si trobo una cosa que pugui usar
- ajá… os gusta aquí ¿eh?
- ¿ehh?
- si os gusta, si estáis contentos aquí
- ¿si nos gusta a quiénes?
- a vosotros los argentinos ¿o eres uruguaya?
- ni lo uno ni lo otro
- bueno, pero estáis a gusto ¿no? ¿te gusta barcelona?
- bueno, algunas cosas
- pero tú ¿de dónde eres?
- de chile
- ¡¿de chile?! ahhhh, pero ¡os ha dejado muy bien el país el pinochet!
- ¡¿ehhh?!
- que chile funciona, paga su deuda externa, no roban en la calle, no tenéis corrupción, ni narcotráfico.
- hay tráfico de influencias y capitalismo salvaje desde que llegó pinochet
- ah, pero eso ya fue hace mucho tiempo. la, esta mujer, la bachellet, mala persona ¿no?
- creo que era buena persona, pero eso da igual para el cargo que tenía
- ¿ah sí?? ¿era buena persona? pues no me lo parecía, y tanto capitalismo no ha de haber si pagáis muy poco por la cosas. a que un piso valdrá 100 euros de alquiler ¿o no?
- pues no. es todo privado en chile.
- ¿privado? a qué te refieres, la universidad ¿la pagáis?
- sí, bastante cara, mínimo 500 euros
- bueno, eso no está mal
- al mes
- ¿al mes? ostras… y tú ¿por qué no aprovechas de estudiar algo? ¿algún postgrado?
- sí, he hecho dos
- ah, muy bien, tenéis que aprovechar… ¿y la compra?
- depende, algunas cosas son más caras…
- ahh, pues no sabía yo eso, porque un amigo fue a valdivia y me dijo que era muy bonito y yo pensé, algún día iré a darme un paseo por allí, pero clá, si me dices que las cosas cuestan tanto, pues, pues mejor no voy, que yo tampoco salgo tanto…
- me tengo que ir (antes de que te estrangule con el cable que acabo de recoger).
- bueno noia, ¡que vagi bé!
- adiós