a veces la publicidad supera la (ficción de nuestra) realidad

acampadabcn

18-19-20-21052011. estoy en mi casa/screen. decido entrar al twitter de minipimer.tv (a veces es lo que tiene el ocio, te acerca a la web 2.0). 23 twitts por segundo no son posibles de leer ¿me fío de mí? ¿me fío de mí en esta jodida casa de lo insondable? ¿de quién es esta velocidad?
los twitts anuncian la revolución. leil, que está en egipto se queja por facebook de nunca estar en barcelona para cuando la revolución sucede. los twitts caen pantalla abajo más rápido de lo que soy capaz de leer (y yo que he hecho un curso de lectura veloz…)
la revolución. plaça catalunya #nolosvotes #acampadabcn #acampadasol #yeswecamp #spanishrevolution #democraciarealya…
tags, twitts, roces con lo virtual, decido dejar la actividad cultural para otro día, cacerolada a las 9, asamblea a las 10. busco cacerola, dispositivos de ruido, cuchara de palo. busco bicicleta, llaves, gafas de sol las olvido. busco aire, voy.
mi casa está tan cerca de plaça catalunya que casi me parece vivir allí. en el camino encuentro a helio, uno de los hermanos pequeños que recopilo así como si me hicieran falta más… pasamos unos minutos riendo de cosas que no recuerdo, le explico lo de la cacerolada, que aunque no sé exactamente a qué protesta y aunque no se lo explico exactamente bien, me produce una enorme nostalgia de los caceroleos chilenos de los 80′s, cuando yo todavía no sabía ni usar correctamente una cacerola y sólo golpeaba siguiendo el flow del descontento, repudio al tirano. nuestros vecinos en su puerta tenían una bala que superaba mi propio tamaño kingsize de 8 años, una bala que hacía de etiqueta fascista, y al golpear yo la cacerola con mi entusiasmo prepúber, la empleada doméstica del vecino me grita “hija de puta”, y yo no entiendo y le pregunto a mi madre (porque para mí, no sólo a los 8 años sino hasta los entrados los 19, la derecha fue siempre una cosa ideal, algo que existía en las discusiones, una presencia maligna emergiendo del imaginario, la verbalización del enemigo pero nunca, nunca un cuerpo, una persona tangible) y mi madre alude a la bala y a algo que no entiendo, y sólo entiendo que intenta protegerme del fascismo, de la cara horrenda de la ideología. y así es como estoy en el centro de barcelona, 25 años después, cargando un tambor de plástico y una cuchara de palo.
en plaça catalunya hay mucha gente pero no conozco a nadie. helio me hace comentarios que después de un rato me parecen escépticos como los aforismos de cioran. helio se va a una reunión y yo me quedo buscando mi destino entre unas 1.000, 2.000, 10.000 personas que han salido de sus trabajos, que me parecen buenos ciudadanos, que ahora mismo quieren cambiar el mundo, que son jóvenes y muchos de ellxs catalanes, que hacen fotos como si fueran la mismísima cámara de videovigilancia del congreso.
real time distorsion. todxs juntxs ahora y ahora por 120.000 canales, pero siempre ahora, en la exacerbación del presente, en la apoteosis del tiempo real, no existo más que en mi inoculado hoy. no hay sangre, ni dolor, ni comparativa posible. emergencia 2.0, time is now.
la revolución era más viva por internet. helio dijo que aquí se venía a ligar. hay líbido, hay juventud, la revolució em possa, pero ¿qué coño es esta revolución si sólo hay gente y su tiempo libre? ¿de qué se trata esto de llevar pancartas con tags y almohadillas? las firmas, compañera maricarmen ¿son para la revolución queer? libre expresión en la plaça y fervor espontáneo, 5.000 firmas en 4 horas ¿para qué? “para apoyar a la plaça”. uruboros, tautología. recuerdo a kosuth y el arte conceptual.
comienzo a encontrar gente, muy poca, muy lentamente. nadie sabe quién organiza esto. pregunto que quién ha pagado el periódico que circula. nadie lo sabe. #democraciarealya. ¿cómo habéis podido crear un tag/nombre tan malo? ni por la democracia (que se erige como un histórico fracaso), ni por lo real (en un país donde la monarquía sigue existiendo para vergüenza general hay que buscar otros adjetivos) y el ya, interjección o sí. no. me niego a convertirme en un tag, me resisto a dejarme fotografiar por mi excentricismo sudaka de desconcierto revolucionario ante quien exige trabajo, ante la familia, epicentros sociales y dóciles del civismo.
y la contradicción es intensa, porque por no conocerles no me fío, y al mismo tiempo el desearles conocidos es apostar por los pequeños circuitos donde siempre somos las mismas. la contradicción es intensa, y se repite como el deja vu del real time.
llevamos 5 meses con minipimer.tv intentando dar con la clave de lo que serían las tecnologías colectivas. diseñamos un taller que proponía una pseudoasamblea para la toma de decisiones. el fracaso fue tan rotundo como fructífero: el taller fue de discusión. la segunda vez por razones prácticas eliminamos la parte de disgresión. el fracaso fue tan rotundo como fructífero: el taller fue práctico, logramos resultados palpables. esta situación pone en escena la distancia que hay entre el proceso y el resultado, y de paso aclara por qué ciertas instancias (como un taller de 4 horas) obligan a tener cierta metodología (e ideoogía productivista) si el objetivo es lograr algo concreto. nos hemos planteado que hay fricciones entre la cantidad de libertades y reglas, entre procesos y objetivos, que la línea que los separa es frágil y delicada y que la empatía no puede ser artificial como lo sería el hecho de apuntarse en un taller. los procesos no tienen plazos, sino emergencias.
llevamos 5 meses leyendo a wu ming, levy, negri, tiqqun y otros. en cierto sentido esta plaza acoge las definiciones de multitud, emergencia, inteligencia colectiva, invisibilización de la autoría, generación de mitos y a pesar de todo, en un punto me parece vacío. ¿habrán pensado todos ellos en que esto sería posible? ¿habrán pensado en que cuando la teoría europea revolucionaria y blanca se saliera de los textos devendría en esto? a pesar de todo, la multitud sonríe.
mi preocupación sobre el tiempo real es constante. es una traza de neurosis, seguramente. el tiempo real, según las inteligentes apreciaciones de santa laurita estrimera, no deja paso a la causalidad, no hay revisión del pasado ni del futuro, se diluye todo contexto en un presente continuo. a pesar de esto, la única consigna que logra hacer gritar fuerte y claro a la mayoría de la gente es “el pueblo unido jamás será vencido”, algo incluso demasiado anacrónico si se considera que esta revolución está auspiciada por twitter y que el 80% del “pueblo” del mundo no tiene acceso a internet.
durante la tercera cacerolada a la que asisto comienzo a leer pancartas espantosas. me acerco al chico que alza al aire una consigna que declara algo como: “que nos gobiernen las putas que sus hijos lo han hecho como la mierda”. me acerco al chico preparada para que sea mexicano (su camiseta dice en letras grandes miami, y abajo, cancún, puerto vallarta, acapulco;). le pregunto si la pancarta la ha hecho él. no es mexicano sino español y me dice que sí. le digo, manteniendo toda mi compostura, que su pancarta me parece muy clasista y sexista, que los colectivos de prostitutas han aclarado que los políticos no son sus hijos, que plantear que los políticos son hijos de las putas significa dar por hecho que éstas son unas pésimas educadoras, que no se puede discriminar a alguien por su trabajo, que si acaso a él le discriminan por el suyo. “es un juego de palabras sin más, cada uno con su opinión” me dice. insisto en que no estamos aquí para hacer juegos de palabras, que parte de las ideologías que supongo queremos establecer en esta plaza no son ni clasistas, ni sexistas, ni xenófobas, que debemos fijarnos en lo que reproducimos, que estoy harta de heteropatriarcado, y sin decirlo en voz alta me digo a mí misma que no quiero hacer ninguna revolución con este tipo de personas, que es un gilipollas, que no tiene arreglo, y que ojalá no le den nunca por el culo porque sería demasiado placer para un ser como él, que no lo merece. con lo de dar por el culo también muchas consignas. que no somos maricones para que los políticos nos den tanto por el culo… y yo me vuelvo pequeña y me dan escalofríos porque sinceramente mi sospecha es abundante y me duele un poco el ano de pensar que cualquier imbécil se crea que estamos yendo hacia el mismo sitio que, mientras la comisión de continguts no redacte el manifiesto general, no es ningún sitio.
pero los procesos no son unívocos y es por eso que mi escepticismo y mi emoción corren paralelos o se intercalan mientras estoy entregada a esta masa. la publicidad de nike y hyundai que corona el escenario dice cosas que parecen el slogan del social forum (borrado el nike, ya sirve). y yo que no había ni nacido en los 60′s estoy tan llena de nostalgia. una asamblea de 5.000 personas en algo se asemeja a esa idea imaginaria hinchada con fotos, películas y textos que nunca dejan de ser naif y que nunca me llevan al asco total sino incluso a todo lo contrario. y me llena de alegría estar acá, me llena de alegría porque hay mucha gente intentando organizarse, y lidiando contra las costumbres democráticas, la representatividad, jugando a la pequeña comuna urbana, jugando a no replegarse, a ser más, participando de las asambleas, dándose de cara con la burocratización, reformándola, asumiéndola en sus entrañas para luego escupirla, al menos esa es la idea, me río, supongo.

4 thoughts on “a veces la publicidad supera la (ficción de nuestra) realidad

  1. joder, si, lo veo bastante así también, y hoy me he levantado bastante cabreado con toda esta mierda, y en efecto, si, quién ha montado todo esto? por qué sale en las portadas de todos los periódicos? eso es sospechoso
    sospecho de las ovejas, de que la policía no se halla pasado a molestar, de que en los periódicos se diga que el aumento del voto en blanco es un triunfo para los indignados, como queriendo contentar, cuando a mi me parece más un completo fracaso
    y así, genial, que la extrema derecha se haga con más poder todavía
    genial
    qué subnormalidad!
    agg!!!
    hay un espíritu ovejil y dócil en el ambiente, como de carne blandiblú.
    no se
    no se

    y luego en esta contradicción el hecho de haberme emocionado entre los gritos, y sentir una extraña energía, viva, que quizás esté más motivada por lo poco que duermo, lo rápido que pedaleo mi bicicleta o la nueva costumbre de eludir los químicos ajenos a los que ya produce mi propio cuerpo…

  2. acostumbran a los niños a obedecer
    manipulan su educacion para conseguir
    ke siga esta demencia y esten preparados
    a caer, a pesar de los años, en los mismos errores
    esta es nuestra maldicion, esta es nuestra violencia
    esta es nuestra miseria

  3. Quiero dar las gracias por esta extraordinario material! Definitivamente, me encanta .He agregado su sitio web web para estar pendiente de cuando publiques nuevo material.

  4. Pingback: mi sexualidad es una creación artística (liberado por fin!) | Violencia de la intimidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>