a

para que tenga sentido esto (cualquier cosa) y no lo otro (cualquier cosa). para que tenga sentido esto y mis ganas de no trabajar, y mis ganas de follarme al mundo y mis ganas de borrachera, y mis ganas de conocer a mujeres despampanantes (que a veces son chicos, a veces son trans. que no hablamos de la categoría clásica del sistema sexo/género, que no seamos tan básicas, tan proclives a la obviedad…) y mi deseo de mujeres brutales y monstruosas, mi deseo de intensidad. porque yo no quiero “contactos”, quiero amigas, para que nuestro cuerpo sea un vástago social, un apéndice comunitario, o detritus. no hay altruismo en el amor. el amor es una condición del anticapitalismo, el amor es un deseo oblicuo (y no un fin), no es objetividad matemática, es potencial y empieza con la A por culpa de los diccionarios, y se destroza por culpa de los telediarios y se desdibuja por la intensidad difusa, mal enfocada. entonces, mi sensibilidad se dará exenta de cualquier tipo de docilidad.

el muerto

hace exactamente 5 meses y 2 días mi único abuelo que permanecía con vida fue hospitalizado. imprimí una foto suya (a la derecha de la imagen) y la puse en mi altar junto a una vela. al día siguiente la vela había sido ahogada por la foto que, cayendo sobre el fuego, se había carbonizado íntegramente sin originar mayor daño que la extinción de la llama. pensé, ha muerto.
pero no. en realidad había salido del hospital de una forma en la que no me enteraba bien ya que ni siquiera me había enterado bien de su entrada sino a través de un mail que sin dar mayores explicaciones invitaba a la celebración de una misa (sic) por su salud.
imaginé al anciano diciéndome: cabra de mierda que me andai encendiendo velitas si ni me he muerto.
imaginé que si la re-encendía lo iba a matar al instante.
decidí encenderla cuando muriese.
debo decir que en mayo del 2012 había ido a su casa con una prima a despedirme. me resulta difícil la relación con los viejos. me resulta difícil levantar la voz para que me escuchen o lidiar con sus gestos de niños. pura falta de experiencia, nada personal. en esa oportunidad fue una enfermera la que me hizo de interfaz indicándome qué hacer. tócalo, me dijo, sin saber que en mi vida le había tocado, que ese era un gesto inicial (y final) en nuestra relación cuerpo a cuerpo. jugamos con su estado desconstructivo del habla, me resultaba muy interesante que empezara a hablar olvidando en el medio de una oración las palabras, conviertiéndolas en fonemas sin sentido. había algo muy primitivo allí. en un momento él, que olvidaba las palabras pero aún recordaba leer, comenzó a reconstruir el texto de mi camiseta. ble-sible-posible-otro-no-porno-es-otro-porno-es-posible. ante el nerviosismo de la enfermera y el desconcierto de mi prima le comenté con toda naturalidad que la frase era una cita a “otro mundo es posible”, le hablé de porto alegre, de le monde diplomatique (revista a la que estaba suscrito o al menos eso recordaba yo), de los movimientos antiglobalización. creo que él comprendió todo y de alguna forma bendijo la causa. siempre tuve la sensación de que cuando le trataban como un niño de dos años prefería desconectar, pero que cuando se le hablaba como a un señor, algo de sí reaccionaba. seguí tocándolo (la mano, el cuello) hasta que le dije: venga, te haré un peinado moderno, ante lo que me respondió: no po, no te pasí po cabrita. muy propio de él, muy suyo. risa general.
debo decir también que las últimas 5 veces que le vi (a excepción de la última) me comunicó con mayor o menor énfasis su deseo de morir, su hastío vital, su aburrimiento, el sinsentido de estar vivo sin poder vivir, su incomodidad al control. de alguna forma deseé que le dejaran salir a dar un paseo (solo), que se cayese, que se fuera a encontrar en el más allá con mi abuela, que le dejaran (o dejáramos) morir. debe ser triste ver morir a todo el mundo y seguir mirando por la ventana al resto de mundo que pasa por fuera.
y ayer se murió.
tenía 97 años.
hoy volví a encender la vela. y casi me incendia la habitación. las marcas del fuego quedarán para siempre impresas en la estantería. sólo puedo interpretar la exageración de esa llama como el gesto pletórico de su muerte, y así no puedo sino alegrarme por la intensidad que de alguna manera me hereda.

cómo hacer, qué es.

how to love. how to rock. how to vote. how to install. how to hate. how to archer. how to wobble. how to calculate. how to root. how to tebow .

cómo hacer genograma. cómo hacer sushi. cómo preparar arroz. cómo hacer bonsai. cómo hacer rastas. cómo hacer blusas. cómo adelgazar. cómo usar analitic. cómo funciona twitter. cómo usar tumblr. cómo instalar whatsapp. cómo se chapa. cómo dividir decimales. cómo decorar. cómo dormir rápido. cómo arreglar fotos. cómo decorar sandalias. cómo quitar berrugas. cómo adelgazar abdomen. cómo salió river. cómo eliminar babylon. cómo arreglar auriculares. cómo bailar wachiturro. cómo descargar minecraft. cómo votar. cómo meditar. cómo aprender italiano. cómo preparar óleos. cómo actualizar android. cómo usar siri. cómo sacar porcentajes. cómo escanear. cómo hacer puertas. cómo actualizar facebook. cómo conseguir novia. cómo comprar dólares. cómo desactivar facebook. cómo maquillarse. cómo hacer cupcakes. cómo ganar dinero. cómo hacer tortitas. cómo ser innovador. cómo hacer bechamel. cómo ahorrar dinero. cómo preparar chilaquiles. cómo encontrar trabajo. cómo ser feliz.

(qué es hipster. qué es whatsapp. qué es instagram. qué es aquafresh. qué es pinterest. qué es twitter. qué es linkedin. qué es android. qué es tumblr. qué es megaupload. qué es google+. qué es facebook. qué es coaching. qué es monotemático. qué es tripofobia. qué es lipotimia. qué es sopa. qué es bullying. qué es stalkear. qué es meningitis. qué es lupus. qué es outsourcing. qué es cuaresma. qué es empalamiento. qué es wikileaks. qué es tomorrowland. qué es cultura. qué es materia. qué es estadística. qué es filosofía. qué es marketing. qué es sublime.)

gracias a laurette que me enseñó esta base de datos de las búsquedas en google del año 2012 (tomado de las búsquedas de argentina, méxico, colombia, usa, españa y chile).

ver la viga

entonces miro algo fijamente porque he aprendido de manera implícita, y como gesto corporal producido por el autoaprendizaje, que eso es algo que hace la gente con alto poder de concentración. ha sido una performance adquirida y con el tiempo asimilada. ahora cuando pienso algo fijo el ojo. no veo nada, o miro fijamente una mancha de café como si del cambio mundial se tratase. mi hermano decía que para parecer intelectual había que ordenarse la barba, con lo cual la intelectualidad como performance quedaba reducida a exclusiva propiedad del barbudo. yo fijo la vista, así al menos quien te interrumpe se disculpa al hacerlo. fijo la mirada, ergo pienso.
resulta que la medicina moderna cada día se evidencia más en su condición de estafa. (en mi mente la canción desalambrar parafraseada: desaprender).
entonces la contracultura, la reivindicación de la diferencia, mover los ojos para ver sin fijarse en nada, para verlo todo fragmentado juntando partes. respirar para hidratar la cuenca, ese globo de agua, ese coágulo de transparencia. ver para ser agua licuando la mirada. licuar la mirada en la imagen que te abandona. avanzar es dejar atrás tanta imagen que no vemos porque si las viéramos no habría apego ni abandono ni pánico a la pérdida, puro excedente. dejando atrás imagen, un tubo que come y caga a la vez, un tubo que percibe su mirada como inmanencia, espacio despatologizado sólo tenso por no reproducir idénticamente lo convencional, la percepción correcta de la imagen. una esfera transparente que no adhiere al 100% (¿habrá en esto un gesto de resistencia?), un globo de agua carnosa que no sirve para la exactitud que (suponemos) estuvo hecha. otra vez dios se equivocó o fue su propia miopía al designar utilitario al ojo, excomulgado hoy por su desfuncionalidad a la praxis. en un país de ciegos el míope es rey, en un país de máxima visibilidad el míope carece de interés.