políticas de riesgo

Temporeras-encerradas-en-fruticola-San-Antonio-Copiapo-620x319

el 8 de marzo de 1857* en nueva york un empresario decidió encerrar y quemar a las trabajadoras de su empresa para que no se manifestaran en contra de las pésimas condiciones laborales en las que trabajaban.
en chile, en marzo del 2015, un empresario mantiene encerradas en un container a las trabajadoras durante la noche, no se sabe por qué ni para qué (“son políticas de la empresa dice otro trabajador que al tener pene no ha sido encerrado a pesar de trabajar para la misma empresa). durante un desastre natural de los que en chile hay muchos, los containers son llevados por el agua, las mujeres encerradas no pueden escapar, y mueren como las de 1857, sólo que en lugar de quemadas lo hacen ahogadas.

a veces hacer acciones políticas no conlleva ningún riesgo, o uno bastante leve. se pueden hacer estas acciones en un museo, en un video en youtube, en un flyer, en mi blog… lo que resulta realmente riesgoso es estar incluso al margen de lo político. entonces te pueden hacer dormir en un container bajo llave, encerrarte por ser extranjero o meterte en una cámara de gas con argumentos a los que nadie exige siquiera explicación.
el capitalismo como centro de exterminio, el trabajo asalariado como borramiento político.
anoche fui a una manifestación en contra de las prisiones frente a la cárcel modelo, en barcelona. para entrar al cuadrante de la prisión y de la convocatoria de la mani un contingente policial absolutamente desproporcionado revisaba a cada persona que deseaba acercarse. tuve que abrirles mi mochila a 3 mossos, sacar todo lo que tenía dentro (y yo temiendo por el tema de la marihuana…) y llegar a la manifestación ya bastante intimidada. habían aproximadamente 4 mossos por manifestante y una lechera por cada 3. mientras caminábamos al costado de la manifestación una fila densa y tupida de policías encapuchados rodeaba al grupo manifestante. en un momento me doy cuenta de que soy tan ilusa que he ido sola, que hace 2 días han aprobado la ley mordaza y que la ilegalidad se convierte en peligro inminente.
pienso entonces en los riesgos de lo político, de sus acciones y manifestaciones.
prácticamente al mismo tiempo que el tribunal supremo anula la absolución de 8 encausados por haber estado en el parlament hace unos años (condenándoles a 3 años), en el museo de arte contemporáneo de barcelona censuran una pieza de una exposición, despiden a los comisarios y renuncia el director. durante esos días mi facebook se llena de comentarios de desaprobación y exigencias de justicia. pero la mayoría de esos gestos se orientan a la indignación causada por lo sucedido en el museo. es cierto, me junto con demasiadxs artistas… es cierto la censura es nefasta… pero no puedo evitar sorprenderme ante tanta indignación por una censura museal confrontándola a estas otras censuras, que son a vidas completas. muchxs amigxs sostienen que lo simbólico y epistémico es un campo de batalla equiparable al material. nuestra herencia marxista ya ha dado pruebas que estas jerarquías entre lo material y lo simbólico ayudan muchas veces al patriarcado y nos han hecho invisibilizar violencias estructurales que existen y operan también como asesinato desde lo simbólico, pero yo sigo con esta herencia de la izquierda muy fuerte en mi interioridad y me cuesta muchas veces ponerlas al mismo nivel (¡ayuda!).
me resisto a hacer una olimpíada para ver qué acción política es más válida que otra, no quiero hacerlo, ni pensar algunas acciones como unas que no logran “llegar” a constituirse como “realmente” políticas. todos los frentes son válidos, todos importantes. pero me resulta inevitable sentirme banal a veces en algunos posicionamientos que yo misma adopto.
las mujeres que eran encerradas cada noche en un container del norte de chile, lo eran sencillamente por el hecho de ser mujeres, o más allá de ser mujeres, por tener vagina. un binario explícito, literal, heteropatriarcal y superfluo para las visiones del género constructivistas que consideran que la mujer es un sujeto político caduco que hace aguas y que no resulta suficiente para activar al feminismo. ese sujeto político denostado, la mujer blanca, hetera y de clase media se superpone a un sujeto invisible, en este caso las mujeres pobres del norte de chile.
las prisiones y los containers están llenos de personas que no son leídas como sujetos por el capitalismo ni por los museos, ni como sujetos políticos, ni como sujetos a secas. no quiero hacer valoraciones de lo políticamente válido, me resisto a ser yo quien establezca esa discusión inconducente, ya lo dije. sin embargo me gustaría poder, como persona que tiene el privilegio de ejercer la política desde unos espacios de seguridad bien tranquilos y con la libertad de autoenunciarse como sujeto activo, ser más autocrítica en las demandas y poder decirnos a todas las del lado de acá que siento que los riesgos son pocos y que nuestro poco riesgo nos lleva también a borrar personas y vidas. es una sensación nada más. encantada de discutirlo y de pensar formas en las que vivir políticamente sea una cuestión de acceso universal (y no un ticket de museo).

* respecto a la fecha de la quema de mujeres en la fábrica hay versiones distintas, en 1857 fue al parecer la primera manifestación que derivó más tarde en el exterminio colectivo:
- http://centros.edu.xunta.es/iesgamallofierros/webantiga/web_filo/8demarzo.htm
- http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/newsroom/features/WCMS_152727/lang–es/index.htm

5 thoughts on “políticas de riesgo

  1. Hola. Yo me he visto trabajando a menudo con el MACBA en los últimos meses. Hablando con un amigo que está bastante fuera y lejos del tema arte y del MACBa en particular, sobre el tema de la censura de la pieza de Doujak y la escabechina resultante, él me decía algo como que le dábamos unos aires de relevancia política al asunto, y a estos espacios y tal, que igual era una exageración y un colocón de aire. El caso es que, sin ir particularmente en contra de nada de lo que dices en esta entrada, sí me gustaría hablar de la relevancia que creo tiene el asunto y por qué nos estamos volcando muchxs en él.

    Está el tema de Preciado y el trabajo que ha estado haciendo en el MACBA que, lejos de no ser criticable, pienso que ha sido y todavía es la ostia. Lo que se ha podido cocer ahí, la gente que ha venido. A mí me parece una pérdida importante que le den patada injustamente, y eso sin saber en lo que se convertirá el MACBA, que quizá sea una pérdida mayor de lo que parece ahora.

    Pero también está el hecho de que en realidad sabemos que quien está detrás de todo esto son la gente del consorcio del museo, y en particular el Leopoldo Rodés, con toda su pasta, su poder y su cercanía al rey. Y que lo que está en juego aquí tiene que ver con la zarpa del poder privado y de otras posiciones, como la monarquía, en lo que es o debería ser público. Aunque esto de lo público sea, sí, un asunto muy pendiente del ámbito artístico, que hay mucho por hacer.

    Pero si des-censuraron la exposición, aunque eso resultara en dimisiones y despidos, fue al menos en parte por la presión que hicimos todas aquellas personas y grupos que se nos considera del sector. Ahí tenemos un cierto poder, y hay unas corrientes fuertes de opinión que plantean que las políticas culturales han de ser otras y que esa gente no puede estar ahí tomando decisiones. Corrientes que resuenan con lo expresado por activa o pasiva desde otras posiciones como Guanyem Barcelona o las CUP.

    Entonces se da que creo, creemos muchxs, que este tema no se resume en la ofensa de que le censuran una pieza a una artista y ya. Este tema tiene que ver con derivas conservadoras, autoritarias y neoliberales en el ámbito de la cultura, que es mucha cosa, y está bien conectado con todo lo demás. Me parece una posición importante en una lucha mayor. Y si bien sí que pensaba ostia, estamos con esto y al mismo tiempo no estamos tanto en lo del Parlament y cómo lo llevamos esto? Pero el caso es que, aunque no sé qué contestarme a eso, creo que este es, al menos en parte, mi ámbito; y tengo ahí una agencia. Que es importante y que vale la pena darle.

    No sé si te parece que lo que digo tiene poco o mucho que ver con lo que lanzas en tu texto?

    Bueno, gracias.
    Un saludo
    x

  2. hola mal, gracias por contestar.
    la verdad es que con muchas cosas estoy de acuerdo, sobre todo con lo que va a significar para muchas de nosotras no poder contar con el trabajo de preciado, los seminarios que organiza y toda una serie de actividades y cosas que se activan con su presencia en barcelona. me encantaría que le ofrecieran un curro más y mejor en otro lugar de esta ciudad, y no perdernos lo que otorga la proximidad a su figura.
    lo de la monarquía es tan freak como insultante.
    pero lo que también me pasa es que el macba en mi imaginario siempre ha estado como una entidad privada. más allá de que tenga financiamiento público, su comportamiento institucional siempre me ha parecido propio de las características con las que funciona la empresa privada. esto tiene que ver también con dispositivos de accesibilidad que me parece que en el macba no han sido activados con la radicalidad que operarían lo público (igual soy muy idealista). siendo muy pragmática, me parece que hasta una institución como el reina sofía (incluso con ese nombre!) al final se hace más accesible al ser gratis cada día a partir de las 19h.
    en mi memoria también el macba se constituye como privado ante una experiencia personal (una acción que hicimos en la fachada hace muchísimos años). entonces la seguridad del museo pactó con nosotras (tras el daño) que lo repararíamos, pero dos urbanos nos hicieron igualmente una denuncia en plan individual. es decir, el macba no quiso denunciarnos porque ya habíamos acordado la forma de reparación. el juicio fue por atentar a una propiedad privada y los únicos denunciantes dos urbanos. entonces fui al macba a pedir el material de las cámaras de videovigilancia para tener documentación de nuestra acción. entonces el señor de seguridad me dice que no tenían cámaras en ese lugar sino skaters (sic). lo que hacían los skaters era proteger al museo en un pacto recíproco de ayuda mutua: así como ellos delataban a cualquiera que atentase contra el inmueble; el museo les otorgaba el beneplácito de utilizar las patinetas en el espacio delantero del museo (lo que es en la plaza de un nivel un poco superior de altura). la policía no podría multarles porque ese espacio era propiedad privada. esas palabras quedaron en mi memoria hasta ahora. hace un par de meses tuve una discusión por facebook con la helen porque ante su reclamo sobre el precio de un seminario yo le dije que me parecía propio de una institución privada como ese museo. ella me compartió una noticia sobre el porcentaje de financiamiento público que tenía el museo (no tenía idea que era tanto!), pero al mismo tiempo pensé que hay muchísimas empresas privadas en este reino que cuentan con financiación pública, es decir, que eso no las convierte en una institución pública.
    podremos seguir discutiendo de esto porque sé que en mi visión se hallan las marcas y cicatrices profundas de una sociedad saqueada por el neoliberalismo, como es chile. me he enrollado un montón y ya no sé a dónde quería llegar con esto. la anécdota será difícil de entender, pero sirve igual para comprender el profundo arraigo de los skaters como pilar principal de la cultura urbana que ofrece el museo…

  3. y sí, hay lugares más riesgosos que otros: http://www.movilh.cl/temporeras-denuncias-agresiones-fisicas-y-despedido-de-empresa-solo-por-ser-lesbianas/ (la misma empresa frutícola de la que hablas)
    por lo de las políticas publicas o privadas, me parece importante denunciar que esas empresas que se sostienen básicamente gracias a la financiación pública funcionan como empresas privadas. además de lo que implica esto a nivel de políticas, en un país donde quien trabaja en régimen de autónomo tiene que pagar impuestos aunque no genere beneficios, esto debería ser denunciado hasta por los autónomos. pero será por eso que dices de no asumir riesgos que la gente no se mueve hasta que no tiene nada que perder. o hasta que deja de creer que todavía tiene algo que perder.

  4. hola helen,
    sí creo que son cosas que hay que denunciar, pero me asusta que sean asuntos que de alguna forma “monopolicen” todas las fuerzas políticas y de denuncia. me gustaría que hablásemos de pro-común en lugar de lo público, de lo que es de todos, no solo de quienes pagan impuestos. siento que con el tema de lo público hay una especie de “privatización estatal”, cosa que puede sonar incompatible pero que creo en la realidad sí opera así. me gustaría saber por qué resulta más fácil defender un museo que el agua o los conocimientos de la humanidad que se privatizan cada día incluso a través de “instituciones públicas” como la universidad o los ministerios de agricultura. me encontré hace un rato una cita que me hizo recordar este tema: “Pensar sin Estado no refiere tanto a la cesación objetiva del Estado como al agotamiento de la subjetividad y el pensamiento estatales.” (Lewkowicz, 2004; 10). no quiero decir con esto que no me parezca legítimo y necesario demandar los derechos de todas, pero vuelvo a pensar que así como hay sujetos más legítimos que otros para demandar derechos, hay derechos que según dónde son sencillamente ilegítimos en razón de corresponderle a gente que ni siquiera tiene estatuto de sujeto. me lío mucho, no sé si se ha entendido. que también creo que hay mucha comodidad (y poco riesgo) en reclamar lo que es un derecho en tu pequeña parcelita y borrar de paso todo lo que hay fuera de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>